Itacyl sigue trabajando en la investigación del pistacho, en sus aspectos agronómicos, saludables y de bioeconomía

El 26 de febrero se celebra el Día Mundial del Pistacho. Castilla y León ha triplicado la superficie en los últimos tres años hasta acercarse a las 1.900 hectáreas. Zamora y Valladolid concentran prácticamente el 70%

Su adaptación a determinadas zonas de la meseta, su rentabilidad y su alta demanda hacen del pistacho una interesante alternativa a los cultivos tradicionales en Castilla y León.

Para garantizar su viabilidad y maximizar esa rentabilidad, es necesario conocer las condiciones más adecuadas para su implantación, como las necesidades de horas de frío, resistencia a las heladas tardías en primavera, humedades relativas durante el ciclo vegetativo o las unidades de calor. Todo ello permitirá determinar qué variedades y formas de cultivo se adaptan mejor a las condiciones climatológicas de la comunidad.

En esta línea, el Itacyl, en colaboración con las principales empresas productoras de la comunidad, lleva a cabo diversos proyectos de investigación, con el fin de estudiar la adaptación del cultivo de pistacho y otros frutos secos en Castilla y León.

Así, en el marco de un proyecto europeo, se trabaja en la caracterización agronómica y productiva en diversas zonas de cultivo, discriminando aquellas con mejores y peores posibilidades mediante la elaboración de un mapa que refleje las áreas más idóneas para su desarrollo.

Leer más

Los comentarios están cerrados.