Es el momento de vender una parte de la cosecha

Alfonso Palomo. Director comercial de O. Palomo

Estamos viviendo estos días una alta volatilidad en los mercados. La retención de materias primas supone la subida de precios tanto en el ámbito nacional como internacional. Es una retención, en gran medida, impulsada porque la falta de lluvias ha retrasado las siembras en el este europeo. Además, las cosechas han sido menores de las habituales tanto en Francia como en el centro de Europa. Por otra parte, las producciones de maíz y soja en Estados Unidos tampoco han dado las producciones de otras campañas. Y, por si fuera poco, no hay que perder de vista que China ha realizado grandes compras, a niveles históricos en volumen. Tanto que, mientras la zona euro continúa en recesión, este país asiático está ya creciendo con números similares a los de antes del coronavirus.

A esta situación hay que añadir que las previsiones meteorológicas para el próximo año anuncian el fenómeno de la Niña, que puede traer consigo sequías e inundaciones que incidirán en la merma de las producciones del hemisferio sur. La suma de las incidencias del tiempo atmosférico y la situación de los mercados son parámetros alcistas para los precios.

Los valores de las materias primas han subido mucho en poco tiempo, de forma que no podemos saber si esta montaña rusa ha tocado techo o no. Y es posible que haya una caída brusca en cualquier momento. En Europa apenas ha habido exportación de cereales, convirtiendo una cosecha mala en buena.

Leer más

Los comentarios están cerrados.