Aranda vivirá un tercer confinamiento a partir de medianoche

Ya está confirmado, el Boletín Oficial de Castilla y León de hoy anuncia que Aranda de Duero vivirá, a partir de esta medianoche, el tercero de sus confinamientos tras el que sufría el pasado mes de agosto. La Consejería de Sanidad ha adoptado las medidas preventivas para la contención de la COVID para el municipio para los próximos 14 días, coincidiendo con dos hechos importantes: que Madrid dejará de estar confinada el próximo sábado por lo que la salida masiva de madrileños es inminente, coincidiendo con la segunda de las situaciones, la llegada de la festividad de Todos los Santos dentro de dos fines de semana.

Y es que, teniendo en cuenta las medidas del gobierno central para municipios y ciudades con más de 100.000 habitantes, Aranda de Duero, a pesar de no contar con ese número de población, supera con creces los parámetros establecidos. Y es que Aranda supera los 500 casos por 100.000 habitantes, hay más de un 10 % de pruebas PCR positivas en los últimos días y un nivel de ocupación de los servicios de UCI de referencia (HUBU) superior al 35 %.Es, por tanto, la comunidad autónoma la que tiene la competencia para tomar una decisión y entiende que “Aranda  de  Duero  presenta  una  situación  epidemiológica que evidencia la necesidad adoptar medidas de prevención que afectan a la movilidad y circulación de las personas así como al desarrollo de diversas actividades que, por sus características, puedan favorecer la propagación del virus, a los efectos de evitar la posible expansión descontrolada de la COVID-19 y contener, por tanto, lo que ya parece una ineludible transmisión comunitaria de la pandemia”.

En cuanto a las medidas específicas, se restringe la entrada y salida de personas en el municipio de Aranda de Duerosalvo para aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan para asistir a centros sanitarios, para trabajar o para estudiar, incluyendo las escuelas de educación infantil. Del mismo modo se permite el retorno al lugar de residencia habitual, entrar o salir para la asistencia a personas dependientes, para ir a cajas y bancos, para acudir a organismos públicos, para realizar exámenes o  por causa de fuerza mayor.En cuanto  a la circulación de personas por la ciudad, esta se permite dentro del muncipio, suspendiéndose las visitas a centros residenciales.

Leer más

Los comentarios están cerrados.