Un investigador de la UBU aboga por construir más embalses: “Los recrecimientos no lo solucionan todo”

Francisco Bueno, director del Área de Ingeniería Hidráulica de la Universidad de Burgos, es el responsable del estudio encargado por la Administración regional para evaluar las posibilidades de incrementar los recursos hídricos de la cuenca del Duero para el riego.

-¿En qué consiste el estudio que han llevado a cabo desde la Escuela de Ingenieros de Caminos de la Universidad de Burgos?

-El estudio se ha llevado a cabo por iniciativa del Itacyl, dentro de un acuerdo más amplio que tienen con Ferduero, con el fin de determinar en una primera aproximación qué posibilidades existen en Castilla y León para aumentar las disponibilidades de agua. Este aumento es necesario ya que en la actualidad las garantías de satisfacción de las demandas son en muchos sistemas de explotación muy bajas, incumpliendo incluso los criterios establecidos en el Reglamento y en la Instrucción de Planificación Hidrológica.

Por otro lado, en un futuro y como consecuencia del cambio climático, las previsiones son que existirá una importante disminución de las precipitaciones y un aumento en su irregularidad temporal, con una mayor concentración de periodos húmedos y de periodos secos. Si a ello le sumamos unas evapotranspiraciones también mayores, el resultado es que la disminución de las aportaciones o de los recursos hídricos serán todavía más importantes. Si en la actualidad ya hay problemas, a medio y largo plazo se verán agravados.

Leer más

Los comentarios están cerrados.