El PDR de Castilla y León solo se ha ejecutado en un 43,8%

La organización agraria Asaja, que asiste el 20 de julio a la reunión del Comité de Seguimiento del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León, exige que se acelere el ritmo de ejecución, que alcanzaba tan solo al 43,8% al concluir 2019.

Este programa, con un presupuesto de 1.800 millones de euros, de los cuales 962,2 son del FEADER y el resto de la Junta y en menor medida del Estado, se diseñó para el periodo 2014-2020, coincidiendo con la actual reforma de la PAC, aunque al ser un programa mayoritariamente inversor se permiten tres años más para su ejecución, por lo tanto, hasta el 31 de diciembre de 2023.

De las partidas importantes, Asaja reconoce que se ha actuado con diligencia en la de incorporación de jóvenes al sector agrario, que ya tiene sobrepasados sus compromisos, lo que ha permitido que, a diferencia de otras comunidades autónomas, se estén aprobando todos los expedientes de jóvenes que reúnen los requisitos, y no se haya denegado ninguno por razones económicas.

Por el contrario, Asaja considera que hay un retraso importante en la ejecución de las medidas de ayudas a planes de mejora de explotaciones, y en las ayudas dirigidas a la industria agroalimentaria para la transformación y comercialización de los productos. Pero el retraso que quizás más perjudica al sector es el que tiene que ver con la ejecución de obra pública destinada a mejorar las infraestructuras agrarias, como son concentraciones parcelarias, nuevos regadíos y modernización de regadíos, cuyo presupuesto ejecutado es tan solo del 22,21%.

Leer más

Los comentarios están cerrados.