“Debemos salvar la raza churra conjuntamente porque es patrimonio de todos”

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Selecto de Raza Churra, ANCHE, fue creada en 1973 con el fin de identificar, controlar y mejorar las ovejas de raza churra de Castilla y León, para la producción de leche y lechazos.

Su presidente, Mariano Paramio, destaca que en la actualidad componen la asociación 141 ganaderos de la región y que entre sus objetivos destacan el control genealógico y de producción de la raza churra y la mejora genética en producción de leche y lechazos. Son controles y mejoras “que repercuten también en el resto de ganaderos de raza churra de Castilla y León, no solo en los miembros de ANCHE”.

Además, es una asociación de Raza Pura para la gestión del Libro Genealógico de la Raza Churra, controlada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Junta de Castilla y León.

-¿Cómo está afectando al ovino de Castilla y León la crisis sanitaria?

-Debido a la crisis sanitaria en la que se encuentra inmerso el país, la situación para muchos de los asociados de ANCHE, ha derivado en una cancelación de pedidos de producto sin precedentes. El motivo no es otro que el cierre decretado de establecimientos y la cancelación prácticamente generalizada de eventos de todo el canal Horeca (hostelería, restaurantes y cafeterías), coincidiendo además con el comienzo de la temporada alta de eventos familiares y colectivos en nuestro país.

Precisamente por ello, los ganaderos de Raza Churra, programan sus picos de producción, lo que ellos denominan como “parideras”, para atender la demanda que se produce en estas fechas, algo que dada la situación les está abocando a una situación crítica y que podría derivar en consecuencias irreparables, tanto para sus economías domésticas como para la supervivencia de la raza churra en un futuro próximo.

Leer más

Los comentarios están cerrados.