La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha generado un primer documento de base previo para la constitución del Grupo de Trabajo, con varios puntos clave para determinar cuales pueden ser las pautas para concertar un marco estable y equilibrado de la cadena alimentaria de Castilla y León. Y ello, después de varias reuniones, la última  con las organizaciones profesionales agrarias, y anteriormente con los representantes de la Distribución (Asedas, Anges y Asucyl), la Industria (Vitartis) y las Cooperativas (Urcacyl).

Es indudable que el sector agroalimentario es uno de los pilares estratégicos de la actividad económica desde el punto de vista del empleo, la riqueza y la balanza comercial de la Comunidad. Además es un valor seguro para el desarrollo de las áreas rurales, puesto que la totalidad de la fase de producción, a través de la agricultura y la ganadería, y gran parte de la actividad industrial, se lleva a cabo en el medio rural.

La diferente estructura productiva, de cada uno de los sectores agrarios, con dimensiones muy dispares, con excesiva atomización y limitaciones en la oferta, se contrapone con una distribución en superficies de venta de tamaño mediano y grande mucho más organizada y concentrada, que convive también con el comercio tradicional, de estructura familiar, con un tamaño muy reducido y poco organizado.

Leer más

Los comentarios están cerrados.