En Francia hay sembrado entre un 5 y 7% menos que la campaña pasada. Todavía hay margen para la sementera, de la que depende la producción.

Todo continúa pendiente de las negociaciones sobre los aranceles por parte de Estados Unidos y China. Del resultado, que ya parece estar cercano, podría depender que los mercados mundiales de materias primas agrícolas bajen. Las harinas y el maíz del hemisferio sur están directamente afectados por este futuro acuerdo.

Al mismo tiempo, no hay que perder de vista la crisis del sector porcino causada por la peste, que está asolando la cabaña china. Casi la mitad de cerdos ha muerto por la enfermedad en este país asiático, con el descenso de consumo que también implica.

Leer más

Los comentarios están cerrados.