El precio de la leche de oveja está sometido a los mismo vaivenes que las acciones de las compañías que cotizan en Bolsa. Como consecuencia de este funcionamiento, el valor de lo que recibe el ganadero cayó el 25% hace tres años, lo que se ha traducido en la desaparición del 10% de los ganaderos y del 8% de la producción.

Así lo denuncia el presidente de la Organizaciones de Productores de Leche de Oveja de Castilla y León y representante de ovino en Urcacyl, Isidoro Torío, para quien las OP son las únicas entidades “capaces de normalizar el mercado”, ya que las cooperativas por sí solas no pueden.

En la organización de productores están representadas las cooperativas Montañas del Teleno, Asovino, Cogala, Mesenor, Covisurle y Vegaesla. Entre todas suman 650 ganaderos y comercializan 40 millones de litros, con destino a la elaboración de queso. Los animales son de las razas assaf y lacaune, pero también de las incluidas en los reglamentos de la Denominación de Origen Queso Zamorano: las razas churra y castellana. La zona de producción lechera se extiende por la Tierra de Campos zamorana, el sur de León, el sur de Palencia, Valladolid…

La reivindicación de un mejor precio no es solo una cuestión económica, sino que hay que tener en cuenta que son necesarios cinco litros de leche para elaborar un queso. Por eso industria y consumidor deben ser conscientes de lo que cuesta obtener una leche que tiene el doble de proteína que la de vaca.

Leer más

Los comentarios están cerrados.