El Consejo Europeo adoptó la última semana el nuevo reglamento sobre fertilizantes, que está previsto que entre en vigor “a más tardar en julio de 2019”, tal y como señalan desde el Copa Cogeca.

El nuevo reglamento armoniza las normas de comercialización de los fertilizantes minerales y orgánicos, los fertilizantes de liberación controlada y los bioestimulantes. También establece límites uniformes para los metales pesados, los contaminantes y los patógenos.

El Copa Cogeca considera que las nuevas normas deberían impulsar la producción y la disponibilidad de los fertilizantes orgánicos con la marca CE. Asimismo, entienden que deberían proporcionar a los agricultores europeos una mayor variedad de fertilizantes, aumentando la competencia entre los productos fertilizantes y ofreciendo opciones de sustitución.

Se trata de una notica bien acogida, dicen, por los agricultores europeos que han estado sufriendo de una desventaja competitiva respecto a los otros productores del mundo.

Esta desventaja se debe al hecho de que “los fabricantes europeos de fertilizantes minerales están protegidos de la competencia internacional por los derechos antidumping y los aranceles aduaneros en las fronteras de la UE”, según explican. Como los fertilizantes minerales representan hasta el 45% de los costes de los insumos de los agricultores europeos y los precios de mercado de los cereales se mantienen bajos, esta desventaja está provocando una presión en los márgenes «costes-precios» y está corroyendo los ingresos de los agricultores.

Leer más

Los comentarios están cerrados.