La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, se suma un año más a la celebración del Día Mundial del Agua, con el fin de recordar que el agua es un recurso indispensable para la vida y para el desarrollo y prosperidad de los pueblos.

El lema elegido para este año por Naciones Unidas es ‘No dejar a nadie atrás’. Se trata de una adaptación de la promesa central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: todo el mundo debe beneficiarse del progreso del desarrollo sostenible. El reto es garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua. Por eso, este día nos sirve de altavoz para recordar a la población la importancia de hacer un uso responsable de este recurso.

Asimismo, desde el organismo de cuenca se insta a las autoridades locales, como responsables de la depuración de aguas residuales, a realizar una depuración adecuada y reducir así la contaminación.

Leer más

Los comentarios están cerrados.