Este otoño no está siendo el mejor para la sementera de colza en los secanos. Todo lo contrario que sucede con la que va al regadío. La buena temperatura está haciendo que nazca bien, rápido y de manera homogénea, tal como significa desde KWS Gonzaga Hernández Zaballos. Y los problemas del año pasado no preocupan aquí porque esta campaña hay agua suficiente.

Pero la impaciencia ya aprieta por la falta de lluvias donde no es posible regar. En algunas comarcas segovianas se han beneficiado de las tormentas y todo va bien por ahora. Al revés que en la mayor parte de Castilla y León. “Si en dos semanas no llueve hay que plantearse si sembrar o no…”, recomienda el de KWS, que fija el 15 de octubre como fecha límite para poner la semilla de este cultivo. Coincide en este plazo Carlos Blanco, de Koipesol.

El jefe de Cultivos de ACOR, Francisco Sánchez, considera que el cambio climático y la tendencia de la meteorología da ahora más margen para las siembras en la zona central de la cuenca del Duero. “Hay gente que ha sembrado el 29 de octubre y ha tenido buena cosecha”, ejemplifica Sánchez.

El especialista de ACOR señala que en los últimos cinco años no ha helado hasta finales de diciembre, “de manera que la fecha límite del 15 de octubre parece que no es la correcta”. Es difícil que el cultivo llegue a helarse, pero si la temperatura invernal no es muy baja puede desarrollar mejor el sistema radicular yadquiere reservas que se dejan notar en el rendimiento final.

Leer más

Los comentarios están cerrados.