Las tormentas de pedrisco ocurridas desde el mes de marzo ya han provocado daños en casi 45.000 hectáreas de cultivos, lo que supone una indemnización estimada de más de 60 millones de euros.

Entre las producciones más afectadas está la fruta con casi 17.400 hectáreas de superficie reclamada, que además será la que mayor volumen de indemnizaciones acumule. A continuación, se encuentran los cereales con casi 16.000 hectáreas siniestradas. Aunque en menor medida, también se han recibido partes de siniestro correspondientes a más de 4.500 hectáreas de hortalizas y cerca de 3.800 de uva de vino. 

Desde el pasado mes de marzo se han venido repitiendo diferentes episodios de pedrisco, en ocasiones de gran intensidad, que se han repartido a lo largo de toda la península. Destacan las tormentas ocurridas a finales del mes de abril y durante el mes de mayo en Cataluña (cuyas tormentas se caracterizaron por su gran extensión); Aragón (sobre todo en Bajo Cinca); Murcia; y Extremadura (con piedra de gran tamaño).

Leer más

Los comentarios están cerrados.