La adversa climatología registrada en prácticamente toda la península en los últimos días de abril y primeros de mayo ha causado daños en diversos cultivos del campo español. Aunque es pronto para estudiar la situación, cabe señalar que ya se han recibido declaraciones de siniestro de cerca de 19.000 hectáreas de cultivos.

Varias tormentas de pedrisco se han distribuido por toda la geografía española, por las cuales se han recibido reclamaciones de más de 10.000 hectáreas. Unas 6.200 corresponden a producciones de frutales, sobre todo en la Región de Murcia, que acumula más de 2.500, aunque también son importantes los daños en fruta registrados en otras provincias como Huesca, Badajoz y Lleida.

Los pedriscos también han afectado a cereales, uva de vino y hortalizas, y a otras provincias, como Córdoba, Sevilla y Almería. En esta última se han vuelto a ver dañados algunos invernaderos, tanto en sus estructuras como en sus producciones hortícolas.

Leer más

Los comentarios están cerrados.