Debido a la mejoría de la situación meteorológica, y habiendo desaparecido las condiciones meteorológicas adversas que favorecían la precipitación en forma de nieve de forma generalizada en Castilla y León, la Junta de Castilla y León ha dado por finalizada la alerta, aunque el Centro Coordinador de Emergencias (CCE) continuará con las labores de seguimiento de las previsiones meteorológicas.

Desde el inicio del episodio, a última hora de la tarde del pasado viernes 5 de enero, se han registrado gran cantidad de incidentes relacionados con las precipitaciones en forma de nieve, concretamente, el Centro Coordinador de Emergencias de la Agencia de Protección Civil ha gestionado un total de 1.451 incidentes. Estas emergencias se han concentrado principalmente en las provincias de Ávila, Segovia y Salamanca.

Leer más

Los comentarios están cerrados.