Más flexibilidad para los países de la Unión Europea para apoyar a los jóvenes agricultores, más áreas de enfoque ecológico o un mayor apoyo a los agricultores que se enfrentan a pérdidas de ingresos son algunas de las mejoras propuestas a la política agroalimentaria de la UE acordadas por los estados miembros el pasado 16 de octubre. Los cambios a las cuatro principales regulaciones que rigen la Política Agrícola Común (PAC) entrarán en vigor una vez que se llegue a un acuerdo sobre todos los aspectos de la propuesta general, la llamada regulación Ómnibus.

La simplificación de la Política Agrícola Común es uno de los temas principales de la agenda de la Comisión Europea, parte de su reflexión más amplia sobre la configuración del futuro de la PAC. Las reglas simplificadas acordadas como parte del Ómnibus se refieren a los pagos directos, el desarrollo rural, la organización del mercado común y la regulación horizontal, y beneficiarán a los agricultores de varias maneras.

 

Leer más

Los comentarios están cerrados.