La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha explicado este miércoles las líneas del proyecto de presupuestos para 2018 ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León. Unas cuentas que superan los 1.400,5 millones de euros, lo que supone 39,1 millones de euros más que el ejercicio actual. Excluyendo la cuantía de la Política Agrícola Común (PAC), que asciende a 924,4 millones, el presupuesto propio se incrementa un 8,8 % hasta los 476,1 millones de euros. Es, de este modo, la consejería con mayor crecimiento.

Como ha destacado Marcos, el 90 % de este presupuesto (1.262,9 millones de euros) se transferirá directamente al sector y el otro 10 % servirá, fundamentalmente, para la gestión de ayudas e inversiones. De este modo, más de 9 de cada 10 euros irán directamente a los más de 80.000 agricultores y ganaderos de la Comunidad, a la industria agroalimentaria y al desarrollo rural.

Las prioridades de este presupuesto se centran en dar respuesta a los grandes retos a los que se enfrenta el sector agrario: el rejuvenecimiento del sector, una mayor competitividad y productividad, cooperativas más grandes y fuertes para mejorar las negociaciones, mayor coordinación con el sector industrial y prevención ante las adversidades biológicas y climatológicas. Para lograrlo, la Consejería de Agricultura y Ganadería cuenta con el modelo de las Plataformas de Productividad y Competitividad Agroalimentaria de Castilla y León.

 

Leer más

Los comentarios están cerrados.