“La campaña ya era un desastre hace un mes, y sigue siéndolo”. Marco Martín, presidente de la Asociación de Operadores de Patata en Origen de Castilla y León (Asopocyl), es así de claro y rotundo. “Muy mal. La campaña es dramática”, respalda Cosme Catalán, director de Intersur. El productor vende ahora a solo 2, 3 céntimos… hasta 12 el kilo, como mucho. ‘Cada uno, a como pueda’, parece la consigna. No está escrita, pero sí asumida por el agricultor. Por la cuenta que le trae en su economía.

La producción está valorada por debajo de los costes y la venta, a pesar de todo, flojea. Los males se los achaca Martín a que hubo poco escalonamiento en la siembra, lo que ha propiciado mucho arranque simultáneo. “No se puede dar salida a la patata de 20.000 hectáreas a la vez”, censura.

 

Leer más

Los comentarios están cerrados.