El estado de alarma afectará a las solicitudes PAC, cuyo plazo teórico finaliza el 30 de abril

La paralización de la actividad en entidades públicas y privadas ha convertido en prácticamente irreal el objetivo de cerrar el plazo de presentación de las ayudas PAC el 30 de abril.

COAG Castilla y León considera que la tramitación continua de los expedientes para solicitar las ayudas de la PAC, cuyo punto álgido se produce en las próximas semanas, entraña miles de contactos directos entre agricultores, ganaderos y personal técnico de las entidades tramitadoras. Por tanto, supone un riesgo evidente y claro de transmisión del virus responsable del  Covid-19.

Como medida preventiva contra este riesgo, la organización agraria ha pedido a la Junta de Castilla y León que se amplíe el plazo de tramitación, o en caso de que la evolución de la pandemia requiera de otras medidas más drásticas, que se establezca una moratoria en la tramitación hasta que un hipotético y deseable escenario más propicio permita su reanudación.

COAG estima que habrán de ser las administraciones agrícolas junto con las sanitarias quienes determinen el plazo ideal que debería alargarse este proceso y exige que lo hagan cuanto antes sin demora y con el mayor rigor científico posible. La petición se ha hecho extensible a todos los plazos en curso o con vencimiento próximo, como las ayudas de incorporación y/o modernización de explotaciones y las declaraciones trimestrales de IVA y anual del IRPF, entre otras, si bien estas últimas corresponden a la Agencia Tributaria.

Leer más

Los comentarios están cerrados.