El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha visitado el Bierzo para conocer de primera mano la situación del sector en esta zona, las necesidades de sus profesionales e impulsar las figuras de calidad existentes.

En ese encuentro se ha destacado, entre otros asuntos, la apuesta de la Junta de Castilla y León por mejorar la rentabilidad y la viabilidad de las explotaciones agrarias. Desde la Consejería se está apoyando, junto a otras inversiones, las dirigidas al establecimiento de sistemas de lucha antiheladas y antigranizo en las explotaciones agrícolas. Y eso se lleva a cabo a través de las ayudas destinadas a la mejora de las estructuras de producción y modernización de las explotaciones agrarias, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020.

Para ser beneficiario de estas ayudas, según ha explicado el consejero, “se exige, entre otros requisitos, acreditar la condición de agricultor activo, siendo aquellos que ejercen la actividad agraria”.

En el caso de inversiones para el establecimiento de sistemas de lucha antiheladas y antigranizo en las explotaciones del Bierzo la ayuda puede llegar hasta el 55 % con carácter general y hasta el 75 % en el caso de jóvenes agricultores, siempre que pertenezcan a una entidad asociativa agroalimentaria prioritaria de carácter regional. El volumen máximo de inversión objeto de ayuda es de 100.000 euros por Unidad de Trabajo Agrario con el límite de 200.000 euros por explotación, en el caso de personas físicas.

Leer más

Los comentarios están cerrados.