La siembra de cereal retomará la actividad con óptimas perspectivas cuando la humedad dé tregua

El agricultor castellanoleonés ya lleva casi un mes con la inercia de la siembra. Las fechas son las que mandan llueva o no. En Salamanca, Zamora y León ya arrancaron a principios de octubre. El problema es que hasta hace pocas jornadas se repetía lo de hacerlo en seco y con las parcelas preparadas en no muy buenas condiciones. Con estas aguas la cosa cambia. “Que llueva en el desierto siempre es una alegría”, comenta con buen humor Javier Rodríguez, técnico de Cultivos de Grupo AN.

Tocará esperar a ver qué ha llovido en cada zona para reiniciar las labores en el campo. “Ha caído muy desigual y hay que tener en cuenta los tipos de terreno. Dependerá también de cómo levante el tiempo: si hace sol y aire enseguida se podrá trabajar bien”, apunta Rodríguez.

En Grupo AN andan muy atareados estos días en reponer las cooperativas de semilla para cuando las tierras estén a punto de nuevo. Los trámites para certificar se alargan un mes, de manera que también se ralentiza el suministro al agricultor.

Leer más

Los comentarios están cerrados.