UPA exige “respuesta contundente” frente a Trump por nuevos aranceles a alimentos españoles

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos exige al Gobierno español y a la Unión Europea una “condena rotunda” tras el anuncio del presidente de los Estados Unidos de imponer sanciones a alimentos de todo el continente

Los agricultores y ganaderos españoles vuelven a ser las principales víctimas colaterales del conflicto comercial que está orquestando el magnate Donald Trump. Tal y como se supo en el día de ayer, Estados Unidos pretende imponer aranceles del 25% a productos alimentarios de España, Francia, Alemania y el Reino Unido, especialmente, pero también de otros muchos países de la UE.

La excusa que está detrás de este nuevo anuncio es las ayudas que estos países europeos habrían concedido a la aeronáutica Airbus, perjudicando en su opinión a la norteamericana Boeing. Un nuevo escalón en la escalada de guerra comercial sobre la que está pivotando toda la política exterior del empresario y multimillonario Donald Trump.

Agricultores y ganaderos, víctimas involuntarias una vez más

Desde UPA han reclamado una “respuesta contundente” desde Madrid y desde Bruselas “al más alto nivel” a este anuncio que podría causar graves daños a la economía de toda España y cuyos efectos “aún no alcanzamos ni siquiera a vislumbrar”.

La lista completa de productos afectados por los nuevos aranceles de Trump es tan extensa que prácticamente supone un cerrojazo a las exportaciones europeas al mercados estadounidense. En el caso de España, los sectores clave afectados son el olivar (de aceite y de mesa), el porcino -con productos como el jamón-, el vino, las frutas, los lácteos, incluyendo todo tipo de quesos, los zumos, e incluso el marisco.

Hablando sólo de los dos productos más afectados por las medidas propuestas, España exportó a Estados Unidos en 2018 más de 700 millones de euros: 405 millones en aceite de oliva y 300 millones de vino. Estados Unidos es el cuarto comprador de vino español.

Leer más

Los comentarios están cerrados.