Se espera que la producción mundial de cereales sea un 2% mayor que en 2018

La FAO rebajó su pronóstico sobre la producción mundial de cereales en 2019 en 2,2 millones de toneladas, fijando la producción mundial de cereales en 2 706 millones de toneladas, que aun así sería 53 millones de toneladas (un 2,0 %) superior a la producción en 2018.

El último recorte se deriva principalmente del empeoramiento de las expectativas con respecto a la producción mundial de arroz y trigo, que contrarrestó el aumento del pronóstico sobre la producción de cereales secundarios. La producción mundial de trigo se ha fijado en 766 millones de toneladas, es decir, cerca de un millón de toneladas por debajo del pronóstico del mes pasado, aunque sigue siendo un récord. La disminución refleja un recorte del pronóstico relativo a la producción en Australia debido a la persistente sequía en las regiones orientales. Esta disminución contrarrestó con creces una revisión al alza de la estimación de la producción en la Unión Europea (UE), donde los últimos datos sobre el terreno indican mejores rendimientos de lo previsto anteriormente.

El pronóstico más reciente sobre la producción mundial de arroz (en equivalente de arroz elaborado) asciende a 513,5 millones de toneladas, es decir, 3,8 millones de toneladas menos respecto del informe anterior y apenas un 0,8 % por debajo del elevado nivel de producción registrado en 2018. La mayor parte de la revisión intermensual a la baja se debe a la India, ya que una serie de contratiempos meteorológicos originaron retrasos en la siembra que generaron expectativas de que los agricultores sembrarían menos de lo previsto anteriormente. También se deterioraron las perspectivas sobre la producción en los Estados Unidos de América, donde actualmente se estima que el exceso de precipitaciones ha provocado una reducción de la superficie de cultivo más pronunciada de lo pronosticado previamente. Del mismo modo, algunos informes recientes señalan una disminución de la superficie sembrada en 2019 en China y Filipinas, dando lugar a una ligera reducción de los pronósticos sobre la producción de estos países. Por el contrario, mejoraron las perspectivas sobre la producción en Colombia y Madagascar, donde ya se han cosechado los cultivos, y las estimaciones oficiales indican rendimientos mejores a los previstos anteriormente.

Leer más

Los comentarios están cerrados.