La vendimia aún no se ha generalizado, la producción es escasa y la uva se paga en la Ribera a 1,40 euros

La vendima avanza de forma tímida en Castilla y León, por el momento más centrada en las variedades blancas que en las tintas. También se da con cuentagotas la información relativa  al precio que recibe el viticultor, mientras todos estudian la formación de nubes en el cielo.

Alberto Tobes, Responsable del Servicio de Experimentación de la DO Ribera del Duero, señala que la uva es de calidad este año, pero que la vendimia apenas ha empezado. Será la semana que viene cuando se generalice la imagen de las cuadrillas recogiendo el fruto.

Tanto los viticultores como el consejo regulador están pendientes de la lluvia, pero sin excesiva preocupación, más allá de pequeños retrasos en la recogida. “Allí donde caigan seis litros no afectará en absoluto a la vendimia, pero si vuelven a caer 30 litros, como sucedió en algunas zonas, se puede dar un retraso de unos cuatro o cinco días, no más”, señala Tobes.

“El trabajo que hemos realizado en el viñedo durante todo el año es lo que hace que ahora el viñedo no sea excesivamente sensible a las tormentas”, recalca.

Leer más

Los comentarios están cerrados.