La ansiada lluvia calma las necesidades más urgentes de los cultivos de Castilla y León

Ha sido poco a poco pero efectivo. La Semana Santa traía algo de agua.También unos días antes llovía a ratos y esta semana ha seguido cayendo. En algunos sitios incluso en forma de granizo.

La lluvia ha mejorado el estado de los cultivos de cereal en territorio palentino. Con unas próximas precipitaciones en mayo la producción de cereal está casi garantizada, consideran en Cooperativa Agrícola regional (CAR).

En León hay diferencias entre el norte y el sur. Arriba habían caído para finales de la semana pasada, en ocho días, cerca de treinta litros mientras que en Valderas, por ejemplo, nada más habían sido trece a mediados de la semana pasada. ”Ha penetrado el agua entre diez y quince centímetros. Ha salvado la situación de momento, pero tiene que llover más. Esto solo sirve para dos semanas”, apuntaba entonces Luis de Juan, técnico de LESA. Los últimos días se han portado bien en ese sentido.

Los agricultores leoneses han aprovechado para fertilizar antes de que llegaran los chubascos. No hay enfermedades, pero sí han comenzado a verse algunas malas hierbas.

Leer más

Los comentarios están cerrados.