Castilla y León da un año de moratoria para adaptarse a la nueva normativa sobre aplicación de purines

Se prohíbe aplicar purines mediante cañones y se da una moratoria de un año para las de abanico y platos

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) ha publicado este miércoles una resolución de la Dirección General de Política Agraria Comunitaria por la que se establece la clasificación de los criterios de evaluación de gravedad, alcance y persistencia, y el cálculo de las reducciones a los efectos de aplicar la condicionalidad de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) este año.

Son los requisitos legales de gestión y las buenas condiciones agrarias y medioambientales que deberán cumplir los agricultores que reciban pagos directos de la PAC, con los elementos a controlar y el procedimiento sancionador, tal y como destacan desde Asaja Soria.

En lo que respecta al sector porcino, el preámbulo menciona que se considera necesario un año más de moratoria para que este sector esté en condiciones de cumplir la nueva normativa que prohíbe la aplicación de purín en las superficies agrícolas mediante sistemas de cañones, platos o abanicos, algo que no estaría permitido desde el 1 de enero de 2019.

El uso de platos o abanicos estará condicionado a la evolución del proceso de adaptación de los equipos. Apuntan desde Asaja que en la citada norma se recoge literalmente también que “en consecuencia, a la vista de la evolución de la maquinaria agrícola en 2018, y a pesar del importante esfuerzo realizado por los agricultores y ganaderos de Castilla y León para la adaptación de los equipos a la aplicación localizada de purines, se considera necesario un año más para que el sector esté en condiciones de cumplir la nueva normativa”.

Leer más

Los comentarios están cerrados.