Más de 8 millones para conseguir cooperativas competitivas, innovadoras y con jóvenes y mujeres

El sector cooperativo agroalimentario de Castilla y León genera un volumen de facturación de 2.566 millones de euros y 3.500 puestos de trabajo, a través de las 565 cooperativas agroalimentarias existentes en el Registro de Cooperativas y las otras 555 constituidas como explotaciones comunitarias de la tierra y del ganado. Por este motivo, y ante la importancia de este sector, tanto a nivel económico como social en la comunidad autónoma, la Consejería de Agricultura y Ganadería y la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl) -que asocia a 140 cooperativas- han presentado esta mañana el Plan Estratégico del Cooperativismo Agroalimentario de Castilla y León 2019-2023, que contará con un presupuesto de 8.141.000 euros, el primero hecho de forma conjunta entre las cooperativas y la Junta.

Se trata de una ruta de trabajo en la que se define el modelo de futuro de las cooperativas para conseguir que estén bien dimensionadas, puesto que en la actualidad están muy atomizadas, lo que conduce a un bajo poder de negociación; con modelos empresariales comunes para ser más competitivas y generadoras de valor; abiertas a la colaboración con otras cooperativas en materia de comercialización, compras, investigación, desarrollo e innovación y servicios; y con una estructura de gestión profesionalizada y una organización solvente con el grado de capitalización necesario para afrontar retos empresariales.

Este Plan Estratégico establece que las cooperativas cuenten con jóvenes y mujeres en sus planes de futuro para garantizar el relevo generacional, que enfoquen sus actividades hacia la sostenibilidad, que apuesten de manera permanente por incorporar la tecnología y que se constituyan en agentes primordiales de la dinamización del medio rural.

Leer más

Los comentarios están cerrados.