¿Qué variedad de cereal elegir para esta campaña?

El Itacyl muestra los resultados de pruebas realizadas con variedades de cereal en nueve localidades de Castilla y León

En Castilla y León ha habido una producción casi tres veces por encima de la de la campaña pasada y superior a la media

La campaña cerealista en Castilla y León se ha caracterizado por unas precipitaciones superiores a la media, si bien la ausencia de lluvias en octubre y noviembre hicieron que las nascencias no fueran las óptimas. También propició la sequía pérdidas de abonados de fondo por lixiviación y evaporación, que obligaron a reforzar los abonados de cobertera. Esto hizo que la cosecha, que puede considerarse como buena, no llegara a las producciones de dos campañas atrás, si bien superó ampliamente a la muy mala del año anterior, según el balance que hace el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl).

Si la media anual de precipitaciones en Castilla y León está en torno a los 450 milímetros anuales, en esta campaña, entre los meses de octubre a julio, se han recogido unos 520 milímetros, lo que ha incidido en un aumento de los rendimientos. Las producciones han estado de media en 4.028 kilos por hectárea en trigo y 3.930 kilos en cebada. Así, han superado de manera notable la media de rendimientos de la Comunidad, que está en 3.300 kilos en trigo (-22%) y 2.900 (-35,5%) en cebada. Son, además, cifras muy superiores a la campaña anterior, donde las medias fueron 1.700 kilos en trigo y 1.200 en cebada.

Todas estas incidencias meteorológicas han tenido como consecuencia que en Castilla y León se registre una cosecha de 7,4 millones de toneladas, lo que supone una producción casi tres veces por encima de la de la campaña pasada y superior a la media, que se sitúa en torno a los 5,8 millones e inferior a los 8 millones de toneladas obtenidos en la campaña 2015/16. Esta campaña reciente ha sido la segunda más importante de los últimos cinco años. La superficie de cereales para grano en esta cosecha es de 1,88 millones de hectáreas, lo que supone un 2,7% más que la pasada (1,83 millones de hectáreas).

Leer más

Los comentarios están cerrados.