Optimismo en el cereal de Castilla y León, con una cosecha que roza las cifras de 2016

La producción ronda los 7,4 millones de toneladas, casi un tercio de lo cosechado en España. La cebada se paga en torno a 170 euros por tonelada y el trigo a 180, lo que no evita que el sector mire de reojo a la industria

Es posible que sean el miedo o la superstición los responsables de que nadie quiera hablar de cosecha histórica de cereal en Castilla y León. Con cerca de siete millones de toneladas, una cifra que está a punto de confirmarse, la comunidad está ante una de las tres mejores cosechas de la historia (al menos desde 1990), un 24% superior a la media de los últimos cinco años.

La cifra global no alcanza a la (esta sí) cosecha histórica de 2016, cuando se superaron los 7,6 millones de toneladas. Entre los motivos de quedar por debajo se menciona una superficie de cultivo algo menor, sobre todo como consecuencia de una mayor diversificación.
Los cereales han superado una producción de entre tres y cuatro toneladas por hectárea en toda Castilla y León, con pequeñas excepciones, como en el norte de Ávila. En el extremo opuesto se encuentran Palencia, Burgos y Valladolid.

Juan Luis Celigueta, director de Cereales del Grupo AN, señala que ha sido una cosecha con producción y rendimientos “muy buenos, por encima de las medias de los últimos años, aunque la calidad no ha sido excepcional”. Ha habido zonas en las que los pesos específicos han sido bajos y otras con mezcla de productos.

Leer más

Los comentarios están cerrados.