La trascendencia de una buena bomba sumergible para el riego

El principio de bombeo de un grupo sumergible consiste en la transformación de la energía electromecánica del motor en energía cinética del fluido, creando así una diferencia de presión de dicho fluido entre la entrada y la salida de la bomba. La salida de la bomba o cuerpo de impulsión, generalmente incluye una válvula de retención, que evita el retroceso del agua bombeada cuando la bomba detiene su funcionamiento. Además, evita que se produzcan daños en el cuerpo hidráulico como consecuencia del posible golpe de ariete, según explica Juan Luis Pérez, jefe de Ventas de Silver Hidráulica.

“Es conveniente que el usuario que vaya a realizar una nueva instalación, o tenga que sustituir su bomba de riego, conozca que en bombas sumergibles existen dos tipos de diseño general: bombas radiales y bombas semiaxiales”, recuerda el experto de la distribuidora de equipos de bombeo con sede en el polígono industrial de San Cristobal. La distinción entre ambos viene determinada por la dirección del flujo a la salida del impulsor.

Acero inoxidable

Por su diseño, las bombas radiales son menos resistentes a la abrasión producida por la arena, aunque en ocasiones, su empleo resulta necesario cuando se trata de bombear pequeños caudales de agua a gran altura. “En las condiciones de bombeo de la mayor parte de los sondeos utilizados para riego en nuestra comunidad, es aconsejable la colocación de bombas semiaxiales, siempre que los caudales no sean excesivamente bajos”, prescribe.

Leer más

Los comentarios están cerrados.