La comparación con el cereal hace que las cuentas le salgan al productor de colza

La mala nascencia registrada este año por la colza de secano no pone en tela de juicio la seria apuesta que agricultores, casas de semillas e industria hacen por este cultivo en Castilla y León.

Son muchos los argumentos a favor de este cultivo, pero quizá el más importante sea el económico. Y es que la colza tiene unos costes de producción algo más altos que una cebada (en torno a los cien euros), “pero es verdad que goza de un precio un 114% más alto que esta, sin contar las primas por calidad”, señala Anxo Valiño, de Dekalb. “Esto puede suponer que la rentabilidad este año podría estar muy pareja, dependiendo de las producciones de uno y otro cultivo”, anticipa. Sobre todo “teniendo en cuenta que el potencial productivo de una colza está entre un 60 y un 70% sobre el de un cereal”.

Castilla y León cuenta con 1,6 millones de hectáreas de trigo y cebada, frente a las 25.000 de colza, “lo que significa que la colza solo está presente en el 1% de la rotación con estos cereales”, según las cuentas del representante de Dekalb, para quien si pasáramos de ese porcentaje al 5% que existe en Zamora “tendríamos un potencial de superficie de colza de unas 83.000 hectáreas, con lo que auguro que la superficie de colza seguirá creciendo”.

Leer más

Los comentarios están cerrados.