Copiso sigue peleando por la excelencia medio siglo después

No podrían entenderse el paisaje y la economía de Soria sin la presencia de Copiso, un gigante agrario y alimentario que ha combatido la despoblación de la provincia en el último medio siglo. La cooperativa, que suma 1.216 socios, representa un modelo de éxito gracias a su sistema de integrar agricultura y ganadería dentro de un genuino esquema de economía circular.

La entidad, que está presidida desde hace once años por Francisco Javier Blanco, ganadero de Berlanga de Duero, y gestionada desde hace tres décadas por Andrés García, defiende un modelo según el cual el cereal producido por los socios se transforma en pienso para engordar los cerdos de la cooperativa, “con la generación de una riqueza que revierte en esos agricultores”.

Al mismo tiempo, se está trabajando con el mayor rigor para poder convertir los purines en fertilizante para las explotaciones agrícolas. El caso de Copiso es singular porque se ha logrado poner como broche los acuerdos alcanzados con la industria “para que todos los eslabones de la cadena sean sostenibles”.Esa sostenibilidad (que es ambiental pero también económica y social) “es posible cuando se trabaja de forma conjunta y cuando se alcanza un volumen suficiente de producción”, como es el caso de esta cooperativa soriana.

Leer más

Los comentarios están cerrados.