La cosecha de maíz se adelanta, con menos producción y escasa humedad del grano

La falta de agua ha lastrado en Castilla y León el cultivo del maíz, que es tan dependiente de los riegos, sobre todo en momentos concretos del ciclo. El suministro se acabó en muchas zonas de Zamora ya a mediados de julio. Así es imposible que la planta goce. El peso específico y la producción han caído.

También se deja sentir en el adelanto de la cosecha. “Nunca se había visto cosechar antes maíz que girasol”, apunta el técnico de Cobadu. Quedará en esta zona solo en torno al 20% de recoger. Había menos superficie sembrada.

En León -la provincia maicera por excelencia de la comunidad- ya se ha empezado a cosechar el que solo ha podido recibir entre dos y tres riegos. La media de producción anda de 5.000 a 6.000 kilos por hectárea. Buena noticia es que la humedad, como no podía ser de otra forma, está en un 17%.

 

Leer más

Los comentarios están cerrados.