El agricultor percibirá antes de septiembre la indemnización por los daños en cereal

Todo se acumula. Las prisas por la cosecha y las premuras en evaluar los daños que acumula el cultivo cerealista se aúnan y no dan tregua. La anhelada agua llegó la semana pasada en forma de tormentas que poco han hecho, excepto entorpecer el trabajo. Pero no se puede parar. Manteniendo el ritmo actual, el grueso de las peritaciones de daños pueden quedar cerradas entre la primera y segunda decena de julio.

Algo bueno, por fin, dada la siniestralidad que el sector agrícola ha sufrido este año: permitiría comenzar a cobrar las indemnizaciones y, con toda seguridad, acabar de percibir todo entre mediados y finales de agosto. Estas son las previsiones que manejan en Agroseguro. Los pagos se harán efectivos entre 30 y 45 días después de la valoración de la explotación.

Los datos de siniestralidad referidos a adversidades climáticas sufridas por el cereal esta campaña en Castilla y León (sequía y helada), en la línea 309 Cultivos Herbáceos, rondan las 700.000 hectáreas según los datos de Agroseguro. Palencia, Valladolid y Burgos han sido, de largo, las provincias más afectadas. Los agricultores abulenses son los que menos superficie han reclamado para peritar por daños de la climatología.

Los números de las incidencias registradas en las provincias de Burgos y Soria no son todavía representativos  ya que, al ser las dos provincias más tardías, “las hectáreas que llevamos tasadas hasta el momento son pocas. Se ha comenzado a tasar con un grupo importante de peritos la semana pasada”, puntualiza el delegado de Agroseguro en la Comunidad, José Ignacio García.

Leer más

Los comentarios están cerrados.