El cereal necesita agua en Castilla y León, más en el norte

Este domingo en CAMPO 44 os contamos más detalles de cómo es la situación de cada uno de los cultivos de Castilla y León

El campo presenta ahora un buen aspecto, pero no debemos dejar que la buena imagen actual nos engañe. Las lluvias caídas a cuentagotas han servido para que el cereal cubra sus necesidades puntuales, pero sin que la tierra haya podido acumular la reserva hídrica que le es tan necesaria cuando, en pocos días, pegue el estirón del crecimiento vegetativo. La falata de humedad, por otra parte, ha facilitado que el agricultor lleve a cabo las labores necesarias de fertilización y tratamientos.

En general hace falta que llueva ya y con cierta generosidad. En la parte meridional de la Comunidad el panorama es algo mejor. Los trigos y cebadas de Segovia, Salamanca y Zamora tienen menos prisas. Todavía pueden esperar varias semanas a que lleguen las precipitaciones.

Provincias como Palencia, Soria, Burgos, León y Valladolid se encuentran con mayores urgencias. Si las temperaturas propias de la primavera se establecen con normalidad, la planta comenzará a tirar con ganas. Entonces le costará nutrirse del fertilizante y de los demás elementos que necesita. El agua le da la vida, y ahora es algo que escasea.

Leer más

Los comentarios están cerrados.