El agua salvadora está aquí

La acuciante sequía que sufría el campo castellanoleonés ha encontrado alivio en las recientes lluvias. En unas semanas será posible constatar si los cultivos se recuperan de las penurias que han sufrido y hacer una previsión de cómo puede ser la cosecha

El panorama agronómico mejora en general. Agua milagrosa. En el oeste burgalés el cereal está bien, en gran parte gracias a la lluvia caída estos últimos días. La humedad llegada desde finales de la pasada semana ha sido bien recibida en la región fronteriza entre las provincias de Palencia y Burgos. El gerente de Odarpi, Cecilio Santiago, se muestra esperanzado en que ahora se pierda menos siembra de la que los agricultores se temían hace poco tiempo. Ya hacía dos meses que en estas tierras no caía ni una gota. “Algo se perderá aún, pero no será lo mismo”, insiste esperanzado Santiago.

En la comarca Odra Pisuerga ahora están aplicando los tratamientos fitosanitarios y también fertilizan. La superficie para girasol será menor, al igual que para la veza. Esta campaña hay más forraje y leguminosas.

Las tierras burgalesas del entorno de Santa María del Campo también pedían agua para la nascencia y contra los topillos. Ya ha llegado. Por el sur de la Comunidad -Ávila y Salamanca- ha habido más humedad y, lógicamente, mejor nascencia, tal como reseña el responsable de Cereales en Grupo AN, Roberto Martín. En algunas zonas de Valladolid incluso han tenido que resembrar por los topillos y la falta de agua.

Leer más

Los comentarios están cerrados.